Estado fitosanitario y fenológico del almendro

El estado fenológico dominante en el que se encuentra el cultivo es “J” (fruto desarrollado), observándose el llenado de los frutos e incluso el endurecimiento de la cáscara. A pesar de las condiciones climáticas de estos días pasados de elevadas temperaturas (con máximas de hasta 42ºC) y ausencia de lluvias, los árboles presentan un buen aspecto y desarrollo vegetativo, incluso en el secano. Desde el punto de vista fitosanitario, las elevadas temperaturas han producido una merma en la actividad de la mayoría de los agentes, destacando el descenso de pulgones (Myzus persicae, Hyalopterus amygdali y otros), destacando Granada y Almería con un porcentaje de brotes afectados del 4,2%, con másximos del 7% y registrados en todas las estaciones de control muestreadas. Entre las medidas que ayudan al control de los pulgones son:

-Respeto a la fauna auxiliar de áfidos, como son los depredadores mariquita de dos puntos (Adalia bipunctata), mariquita de siete puntos (Coccinella septempunctata), avispa común (Vespula vulgaris) o crisopa (Chrysoperla) que controlan las poblaciones de pulgones impidiendo que éstas crezcan desmesuradamente.

-Medidas culturales como el abonado nitrogenado, que debe ser racional, y conviene eliminar los chupones; de esta forma evitamos tener el sustrato donde se desarrollan las colonias.

El resto de plagas que suelen actuar en esta época, no están teniendo relevancia, destacando las siguientes por orden decreciente: mosquito verde (Empoasca sp), orugueta del almendro (Aglaope infausta), anarsia (Anarsia lineatella), escarabajo de las hojas (Labidostomis lusitánica), gusano cabezudo (Capnodis tenebrionis), tigre del almendro (Monosteira unicostata), piojo de San José (Quadraspidiotus perniciosus) y araña roja y amarilla (Panonychus ulmis y Tetranychus urticae), aunque sería conveniente estar atentos al seguimiento de esta última ya que comienzan a observarse focos.

Con respecto a las enfermedades fúngicas aéreas, hasta el momento no está siendo problemática para el cultivo. Destacan cribado (Coryneum beijerinckii/Stigmia carpophila) con un 12,2% de hojas con síntomas en la provincia de Córdoba. Lepra o abolladura (Taphrina deformans) en Málaga y chancro del almendro-fosicucum (Phomopsis amygdali) y mancha ocre (Polystigma ocraceum) se observan en la provincia de Córdoba.

Hay que estar atentos a una posible explosión de actividad en estos días, teniendo especial cuidado con una primera generación de orugueta del almendro (Aglaope infausta).

Se recomienda no abusar del riego, ya que puede favorecer el desarrollo de hongos saprófitos que pueden afectar al cuello del árbol, como verticilosis (Verticilium dahliae), podredumbre de raicillas (Phitophthora spp.) o podredumbre raíces gruesas (Armillaria mellea, Rosellinia necatrix).

Como medidas generales que ayudan al control de las plagas, se aconseja:

-El respeto a la fauna auxiliar (coccinélidos, sírfidos, crisopas, neurópteros y fitoseidos) que controlan las poblaciones como los pulgones, impidiendo que éstas crezcan desmesuradamente

-Medidas culturales como un racional abonado nitrogenado, realización de podas adecuadas que permitan aireación, destrucción de restos vegetales afectados, protección fitosanitaria contra hongos…

Leer Más

Efecto de la calima registrada en marzo sobre el estado fitosanitario de los almendros en Andalucía

Durante el mes de marzo se ha registrado en toda nuestra geografía un fenómeno meteorológico conocido como calima, siendo el hecho más destacable la presencia de una gran cantidad de polvo en suspensión que, arrastrado por la lluvia, lo ha cubierto todo. Los depósitos sobre las hojas, tal y como nos recuerdan desde la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), disminuyen la velocidad de evaporación del agua de lluvia permaneciendo durante más tiempo un elevado grado de humedad sobre el cultivo y, por lo tanto, favoreciendo el desarrollo de las esporas de los hongos. Desde el punto de vista fitosanitario, este hecho podrá aumentar la incidencia de enfermedades fúngicas aéreas, como Lepra o abolladura (Taphrina deformans), Cribado (Coryneum beijerinckii/Stigmia carpophila) o Moniliosis (Monilia spp.) entre las más comunes, y sobre todo con el aumento de las temperaturas.

Leer Más

Situación fitosanitaria de los cultivos de almendro y cerezo en Jaén

Actualmente, los cultivos de almendro y cerezo se encuentran en la fase de brotación en toda la provincia, según explican desde la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), iniciando la apertura de flores en aquellas variedades más precoces de cerezo y en plena floración en el almendro. Las variedades más precoces están desprendiéndose los pétalos e incluso han iniciado el cuajado de frutos. La incidencia fitosanitaria que presenta estos cultivos es mínima, no apreciándose incidencia de insectos y ni enfermedades de origen criptogámico en los muestreos realizados en las parcelas de seguimiento.

Leer Más

Adelanto en la floración del almendro

La estabilidad climática ha dominado en las últimas semanas de enero y primeras de febrero. Es destacable y bastante problemático ya en estos momentos la ausencia de lluvias, tal y como recuerdan desde la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF), si bien en días y localizaciones aisladas se ha producido alguna pequeña llovizna sin importancia. Los rocíos o escarchas matinales se están produciendo con frecuencia. Las noches han sido frías alcanzando temperaturas de helada, que por ahora no han afectado a las plantaciones. Los días son cálidos con temperaturas que han llegado a 15-20ºC en las horas centrales del día. Conviene destacar que un ambiente con una menor humedad en el suelo y el aire, conlleva una menor inercia térmica, provocando que durante la noche las temperaturas bajen hasta alcanzar la helada y durante el día suban rápidamente llegando a los 15-20ºC.

Leer Más

¿Cómo proteger al almendro y los frutales de hoja caduca de hongos y bacterias?

Iniciada la caída de la hoja en los cultivos arbóreos de frutales, llega el momento de proteger al cultivo de la presencia de hongos y bacterias e incluso formas invernantes de insectos que puedan provocar un debilitamiento en su normal desarrollo. Por ello, la Red de Alertas e Información Fitosanitaria (RAIF) de la Junta de Andalucía ha explicado en su página web, según recoge Agrónoma, cómo se debe llevar a cabo esta protección. En primer lugar, la RAIF detalla que el momento de ejecución es ahora, con un primer tratamiento al 50% de caída de hoja, para frutales de pepita y al 75% para los de hueso, empleando para ello productos fitosanitarios fungicidas autorizados.

Leer Más