Identificados los principales tipos de fraude con el aceite de oliva

El alto valor del aceite de oliva y sus propiedades saludables lo convierten en un blanco “perfecto” para el fraude, y así lo han reconocido investigadores de varias universidades e instituciones europeas. A través del programa de la Comisión Europea Oleum, estos investigadores han examinado las tendencias emergentes en el fraude del aceite de oliva en la UE y otros países. Para ello, según publica Olive Oil Times y recoge Olimerca, han recopilado datos del Centro Común de Investigación (JRC), el servicio científico interno de la Comisión Europea y varias bases de datos sobre fraude alimentario. Además, enviaron encuestas a profesionales y otros miembros del sector del aceite de oliva. Entre septiembre de 2016 y diciembre de 2019, se registraron 32 casos de fraude en la industria mundial del aceite de oliva, 20 de ellos en Europa siendo las prácticas de infracción más habituales la comercialización del aceite de oliva virgen como virgen extra y la venta de mezclas de aceites de oliva y vegetales como aceite de oliva puro. En países fuera de la UE, el fraude del aceite de oliva generalmente incluía la dilución y sustitución de aceites. Por ejemplo, en Brasil, la mezcla de aceite de oliva con lampante o aceite de soja fue la práctica fraudulenta más común. Otros ejemplos de fraude identificados por el informe incluyen un incidente de 2017 en el que solo seis de los 35 aceites de oliva extra virgen muestreados vendidos en los supermercados daneses eran extra virgen.

Leer Más

Comprueban la efectividad de las hormigas contra las dos principales plagas del olivo

Un equipo de investigación de la Universidad de Jaén ha comprobado que las hormigas son efectivas en el control de las dos principales plagas que sufre el olivar en Andalucía –la polilla y la mosca del olivo- y cómo un manejo extensivo en el cultivo, no eliminando la cubierta herbácea, facilita la presencia de estas colonias de insectos. Con experimentos de campo en seis provincias andaluzas han creado el Índice de Potencial de Depredación, que establece la voracidad y probabilidad de ataque de las especies de hormigas hacia ambas plagas. Es la primera vez que un estudio usa censos de hormigas y experimentos sobre el terreno a escala regional. “Trabajamos en Sevilla, Córdoba, Málaga, Granada Jaén y Cádiz, analizando cómo el tipo de paisaje y manejo agrícola afecta a estas comunidades y su potencial para controlar dos plagas del olivo”, señala a la Fundación Descubre el investigador del grupo de Ecología y Conservación de la Vegetación Andaluza de la Universidad de Jaén, Carlos Martínez Núñez, autor del estudio “Ant community potential for pest control in olive groves: Management and landscape effects”, publicado en la revista Agriculture, Ecosystems and Environment.

Leer Más

Desarrollan un método que predice el riego adecuado para distintos cultivos de la cuenca del Guadalquivir

Un equipo de investigación del Instituto Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA) y el Instituto de Agricultura Sostenible del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (IAS-CSIC) ha desarrollado un procedimiento que indica al agricultor la cantidad de agua de riego que debe aportar en función del tipo de cultivo. Este modelo, que se aplica en cada parcela y en la totalidad de la cuenca del Guadalquivir, ahorra recursos y mejora la producción agrícola de plantaciones mediterráneas. El método propuesto por el grupo Dinámica fluvial e hidrología mide el consumo que realizan los árboles por sí mismos de elementos como el agua y la luz, así como la cantidad de vegetación en una parcela y su estado de hidratación en función de la radiación que reflejan. Con estos datos, el grupo de investigación fija una cantidad de riego específica en función de la especie arbórea y la zona geográfica en la que se encuentre la plantación. “Además, en este estudio resaltamos la importancia que tiene conocer el consumo real de agua de los cultivos con el objetivo de planificar mejor a gestión de los recursos hídricos en Andalucía”, explica a la Fundación Descubre la investigadora de IFAPA María Pat. González Dugo. Los expertos explican que recogieron datos sobre las características de la vegetación como el tipo de tronco o las hojas del olivo, el almendro y el naranjo. Para ello, combinaron las mediciones de la radiación sobre el terreno con las recogidas por satélite, éstas últimas indican cómo la luz solar se refleja sobre la copa de los árboles. De este modo, los investigadores establecieron que existía una diferencia importante en la forma en la que reflejan la radiación solar, por un lado, el olivo y la encina y, por otro, el naranjo y el almendro. Los primeros poseen mayor resistencia a la falta de agua por su tipo de tronco y la forma que tienen sus hojas, por lo que requirieron que el equipo de investigación adaptara el método para estimar el consumo adecuado de agua de estas especies en concreto.

Leer Más

Se investiga un tratamiento natural que mejora la calidad y cantidad del aceite de oliva

El estudio científico «Evaluación de la incidencia de la aplicación del producto Omyapro Calcium en olivar. Indicaciones, uso y efectos» llevado a cabo por Juan Vilar Consultores Estratégicos, la Universidad de Jaén (UJA) y el laboratorio Olivarum, y promovido por la compañía multinacional Omyapone de manifiesto que mediante el tratamiento de los olivos con Omyapro Calcium es posible mejorar la cantidad y la calidad del aceite de oliva obtenido. El objetivo principal ha sido comprobar la respuesta del olivo al mejorar el rendimiento graso y la calidad del aceite, pero también se evaluó la respuesta del árbol frente al estrés térmico e hídrico y la protección frente al ataque de determinadas plagas. El objetivo principal ha sido comprobar la respuesta del olivo, al mejorar el rendimiento graso y la calidad del aceite, pero también se evaluó su respuesta al estrés térmico e hídrico, y la protección frente al ataque de determinadas plagas, según ha informado Juan Vilar Consultores Estratégicos.

Leer Más

Aplican corrientes eléctricas para medir la humedad del suelo del olivar

Un equipo de investigadores de la Universidad de Córdoba, en colaboración con el IFAPA (Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera) de Alameda del Obispo, ha comprobado que la capacidad de generar y transmitir corrientes eléctricas (conductividad) del suelo en un olivar de secano mide su humedad. Este método, aplicado a cultivos de regadío, mejorará el rendimiento del agua utilizada en la parcela, al evitar distribuirla por lugares que la necesitan menos, como hasta ahora. El procedimiento es más eficiente porque el sensor para medir la humedad no debe introducirse en el suelo y aporta resultados más precisos. “Resulta más fácil medir la conductividad que la cantidad de agua, pues al tratarse de una molécula con polaridad eléctrica, el aplicar corriente ofrece información más ajustada”, señala a la Fundación Descubre el investigador del Grupo de Hidrología e Hidráulica Agrícola de la Universidad de Córdoba, Gonzalo Martínez, autor del estudio “Concurrent variability of soil moisture and apparent electrical conductivity in the proximity of olive trees”, publicado en la revista Agricultural Water Management. Las diferentes pruebas realizadas en una de las parcelas del IFAPA cordobés han logrado un modelo de equivalencias entre el nivel de conductividad y la humedad presente. “En el trabajo hemos controlado con gran nivel de detalle los cambios en el vapor de agua y en la corriente eléctrica del suelo, durante un periodo de un año y medio, midiendo frecuentemente los dos parámetros”, añade Martínez. El estudio permite disponer de mapas a escala de parcela de la humedad del suelo y, por tanto, mayor información para el manejo del agua en el olivar.

Leer Más