Identifican un gen que mejora las cualidades nutricionales del trigo

Un equipo de investigación multidisciplinar compuesto por científicos del Instituto de Agricultura Sostenible (IAS-CSIC) y el Instituto de la Grasa (IG-CSIC) ha identificado un gen que mejora las cualidades nutricionales del trigo. Su incorporación a las variedades de cereal comerciales daría lugar a cultivos con un mayor contenido en luteína -compuesto que reduce el riesgo de desarrollar enfermedades oculares degenerativas-, y una coloración amarilla más brillante, indicador de su buena calidad. En el artículo ‘The breeder’s tool-box for enhancing the content of esterified carotenoids in wheat: From extraction and profiling of carotenoids to marker-assisted selection of candidate genes’ y publicado en Methods in Enzymology, los investigadores explican cómo transferirían este gen a las variedades de trigo comerciales mediante técnicas de mejora clásica. Su objetivo es conseguir un cereal biofortificado en carotenoides esterificados, es decir, un grano con un color más intenso y duradero.

Leer Más

Los residuos agrícolas y sus múltiples usos

Un equipo del Área de Ingeniería Química de la Universidad de Córdoba (Biopren RNM-940), del Instituto de Investigaciones en Ciencia y Tecnología de Materiales de la Universidad Nacional de Mar del Plata (Argentina) y del Departamento de Física de la Universidad Nacional de La Plata (Argentina) ha comprobado cómo los residuos agrícolas pueden ser valorizados para la producción de adsorbentes de contaminantes en las aguas, según recoge Agrónoma. Para llevar a cabo esta investigación, emplearon unas perlas de alcohol polivinílico (PVA), cuyo diámetro oscilaba en torno a los dos y los cuatro milímetros, mejoradas con nanocelulosa obtenida a partir de paja de trigo y nanopartículas magnéticas de hierro, que demostraron una capacidad de adsorción de los contaminantes del 80%-90%, asegura la UCO en un comunicado.

Leer Más

Cae la producción mundial de trigo, aunque se prevé un aumento de las reservas de cereales

La estimación de la producción mundial de trigo en 2022/23 se ha reducido moderadamente respecto del mes anterior, al situarse en 782 millones de toneladas, según detalla la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en su última nota informativa sobre la oferta y la demanda de cereales, y recoge Agrónoma. Si bien, como se asegura en esta nota, la FAO sigue previendo que este año la producción mundial de trigo registrará un crecimiento. Al respecto, la FAO detalla que la reducción intermensual de la producción de trigo «concierne principalmente a los Estados Unidos, donde las persistentes condiciones de sequía han deteriorado las perspectivas de rendimiento de los cultivos de trigo de invierno y han limitado las expectativas generales sobre la producción». Sin embargo, «gracias a una expansión de la superficie sembrada impulsada por los precios, el pronóstico sigue indicando que la producción total de trigo del país aumentará hasta alcanzar los 50 millones de toneladas en 2022, lo que supone unos cinco millones de toneladas (un 11 %) más que la producción del año anterior», se asegura en la nota.

Leer Más

La caída de la producción mundial de trigo duro debería suponer un repunte en los precios

Las dos principales potencias productoras de  trigo duro a nivel mundial,  Canadá y la UE, verán recortadas significativamente sus respectivas cosechas de trigo duro esta campaña, en el primer caso en un 23% y en el segundo en casi un 10%. Esta importante caída en la producción mundial debería implicar, en opinión de ASAJA, un reequilibrio en los precios y por tanto llevar aparejada una subida en las cotizaciones para los productores europeos de este cereal que arrastran varias campañas con precios poco atractivos, lo que está haciendo que las superficies de siembra se reduzcan año tras año.

Leer Más

La cosecha de cereales de invierno sufrirá un severo recorte y no llegará a los 12,5 millones de toneladas

 

Madrid, 10 de junio de 2019.- La Sectorial de Cereales de ASAJA, reunida en su convocatoria anual en Madrid, ha evaluado los datos de avance de campaña y estima que  la cosecha de cereales de invierno de este año sufrirá una reducción de más de 4 millones de toneladas. Esto supone un severo recorte en los datos de producción respecto a los tres últimos años cuando se alcanzaron los 16,8 millones de toneladas de media. Fundamentalmente la sequía, aunque también  los daños derivados de las plagas de conejos y las malas hierbas, han diezmado de forma importante la cosecha de este año.       

Leer Más