Postres con aceite de oliva

Después de una buena cena, no pueden faltar los postres de Navidad para completar la ocasión. Si además de deliciosos, son saludables, mejor que mejor. Te ofrecemos una selección de los más clásicos de nuestra gastronomía, junto a otros llegado de fuera pero que ganan adeptos cada año que pasa.

Pestiños

Estos son los dulces navideños por excelencia en varias regiones de España, aunque también son típicos en Semana Santa. Originarios de Andalucía, su historia se remonta al siglo XVI, aunque muchos creen que son más antiguos y se cree que están emparentados con un dulce marroquí llamado shebbakiyyaLos pestiños son una de las “frutas de sartén” que hasta Miguel de Cervantes alabó en El Quijote. Consisten en cuadraditos hechos con masa de harina, fritos en un delicioso aceite de oliva y rematados con un chorro de miel, o si se prefiere, espolvoreados con azúcar.

 

Galletas de almendra crujiente

Las galletas de almendra crujiente cuentan con el mejor aceite de oliva virgen extra en su masa, haciendo de su sabor un clásico de nuestras pastelerías. Son ideales en la época navideña ya que, al ser tan crujientes, son el acompañante perfecto de una buena taza de chocolate caliente.

 

Brownies de chocolate

Este bizcocho originario de los Estados Unidos surgió por accidente. En el año 1897, un cocinero estaba preparando un bizcocho de chocolate con nueces, pero al olvidarse de la levadura, dio origen a uno de los postres más icónicos de las Navidades de los últimos tiempos. Con lo que no contaban en esa época era con las maravillas del aceite de oliva, el cual, al ser mezclado con el chocolate, lo hace más intenso, haciendo que la experiencia de comer estos brownies sea una epifanía de sabor.

 

Taza de bizcocho de chocolate

Esta es la receta para prepararse uno mismo por excelencia, te la puedes hacer cada vez que quieras. En época navideña, si quieres darte un capricho en un día de frío, solo necesitarás una taza apta para microondas, harina, leche, cacao y aceite de oliva virgen extra. Puedes mezclarlo todo en tu taza, personalizar la receta con chispas de chocolate, frutos secos, o cualquier cosa que sea de tu agrado y, después de unos cinco minutos, tendrás una deliciosa taza de bizcocho de chocolate para disfrutar.

 

Red velvet cupcakes

Siguiendo la temática de los postres de taza, tenemos estos Red Velvet Cupcakes, que tienen su origen en el año 1796. En esa época, las personas solían hornear pasteles en pequeñas tazas de barro, lo que le dio origen a su nombre y a su presentación en pequeñas porciones. Hoy en día, son postres muy de moda y son ideales para las navidades, no solo por su llamativo color rojo, que hace juego con la decoración, sino que, al contar con el aceite de oliva virgen extra mezclado con el azúcar, aporta una dosis de sabor saludable a tu mesa navideña.

 

Mantecado de vino y aceite de oliva

Los favoritos de las fiestas decembrinas, los mantecados de vino y aceite de oliva son una opción saludable y deliciosa para mantener las tradiciones, sin sacrificar la buena salud. Es una receta típica española de Andalucía que utiliza la manteca de cerdo para su elaboración, por lo que sustituir este ingrediente con aceite de oliva lo hace la opción ideal para disfrutar de este postre sin sentimiento de culpa. De hecho, están riquísimos, ya que el aceite de oliva virgen extra potencia el sabor de todos sus ingredientes.

 

Galletas de Jengibre

Las galletas de jengibre son sinónimo de navidad. Estas derivan de la receta del pan de jengibre, la cual se le atribuye al monje Gregory de Nicopolis. Posteriormente, la receta fue adaptada por orden de la reina Isabel I, adquiriendo su característica forma de hombre de jengibre, que más tarde sería llevado a países como Francia, Alemania y Bélgica. Su sabor es inconfundible y su receta se prepara mezclando los ingredientes secos, por una parte, y los líquidos por otra, entre los cuales se incluye el aceite de oliva virgen extra. Este último va en perfecta sintonía con el resto de los ingredientes y lo hace un postre mucho más ligero y apetecible que el que solían hacer para la reina Isabel I.

 

Roscón de Reyes

Uno de los dulces por excelencia de las navidades españolas. Según se dice, origen se remonta hasta el siglo II a.C., donde se preparaba para celebrar una fiesta en honor al dios romano Saturno.

Hoy en día es muy típico tomarlo para desayunar en la mañana del día de Reyes (6 de enero). En su interior se suelen esconder diversos objetos, normalmente uno con una connotación positiva (desde figuritas hasta dinero), y otro con una connotación negativa, normalmente un haba. La costumbre marca que quien encuentra el haba, tendrá que pagar el roscón.

Si quieres aprender a preparar un roscón de Reyes, aquí te dejamos la receta.

Existen muchos dulces navideños que tienen al aceite de oliva como protagonista inédito de las mismas. Con este ingrediente no solo lograrás triunfar en estas fiestas, sino que también cuidarás de tu salud y de la salud de todos aquellos a los que amas.

Compartir en

Enviar un Comentario