Investigan los beneficios del aceite de oliva para tratar el hígado graso

Una investigación de la Universidad de Valladolid (UVA), en colaboración con Bodegas Familiares Matarromera, analizará la actividad que el aceite de oliva extra tiene sobre el metabolismo y el daño hepático como tratamiento en pacientes con hígado graso.

Un proyecto que, en palabras del rector de la institución académica, Antonio Largo Calonge, vincula la actividad de la UVA con su “proyección y servicio” a la sociedad. “Se hace a través de un centro de investigación, con aplicaciones clínicas y con labor de divulgación social” como es el Centro de Investigación de Endocrinología y Nutrición (CIENC) ha continuado en declaraciones recogidas por Europa Press.

Leer Más

Los jóvenes aprenden las bondades de la Dieta Mediterránea

Dieta-Mediterranea-productosLa Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, a través del Instituto Europeo de la Alimentación Mediterránea (Ieamed), ha enseñado a los jóvenes alumnos de Secundaria de centros andaluces los beneficios de la Dieta Mediterránea. Desde el pasado mes de abril puso en marcha el  la iniciativa “Charlas sobre Estilo de Vida Mediterránea”; para transmitir los beneficios de la Dieta Mediterránea entre los alumnos de centros de Educación Secundaria de Andalucía. Hasta final de curso han participado más de 350 escolares de edades comprendidas entre 12 y 16 años de dos centros de las provincias de Málaga y Córdoba.

Leer Más

Las dietas ricas en aove no engordan

aceite italiano 2Seguir una dieta mediterránea no restringida en calorías y rica en grasas vegetales como el aceite de oliva
virgen extra o frutos secos no conduce a un aumento de peso significativo en comparación con una dieta baja
en grasa. Esta es la principal conclusión de un amplio estudio aleatorizado que publicó ayer la revista The
Lancet Diabetes & Endocrinology y ha hecho público la Interprofesional del Aceite de Oliva.  La investigación fue desarrollada en el marco del estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea)

Análisis de campo

El estudio se llevó a cabo en 11 hospitales en España durante el periodo 2003-2010 e incluyó 7.447 participantes (hombres y mujeres) de edades comprendidas entre los 55 y los 80 años, que fueron asignados aleatoriamente a uno de tres grupos – una dieta mediterránea no restringida en calorías y rica en aceite de oliva (2.543), una dieta mediterránea sin restricciones en calorías y rica en frutos secos (2.454), o una dieta baja en grasa, donde el consejo era evitar toda la grasa de la dieta (2.450) [3]. Los participantes recibieron asesoramiento dietético personalizado por parte de dietistas. La adhesión a las dietas fue buena y se monitorizó a través de cuestionarios a todos los participantes y tomando muestras de sangre y orina en un subgrupo aleatorio. Todos los participantes presentaban alto riesgo cardiovascular o diabetes tipo 2, y más del 90% tenían sobrepeso o eran obesos. Después de 5 años, la ingesta total de grasa disminuyó en el grupo de la dieta baja en grasas (del 40% al 37,4%) y había aumentado ligeramente en los dos grupos de la dieta mediterránea (de 40 a 41,8% en el aceite de oliva; de 40,4% a 42,2% en los frutos secos).

El porcentaje de consumo de energía a partir de proteínas y carbohidratos disminuyó en ambos grupos de la dieta mediterránea. Ambos grupos de la dieta mediterránea aumentaron el consumo de verduras, legumbres, frutas y pescado, y disminuyó el consumo de productos de carne, dulces y productos lácteos.

Los participantes en los tres grupos perdieron algo de peso, dándose la mayor pérdida de peso en los que siguieron la dieta mediterránea rica en aceite de oliva (0,88 kg reducción de peso en el grupo de aceite de oliva, en comparación con 0,60 kg para el grupo de dieta baja en grasa y 0,40 kg para el grupo de frutos secos). Hubo un aumento de la circunferencia de la cintura en los tres grupos, con elmayorincremento observado en el grupo de la dieta baja en grasa (aumento de 1,2 cm para el grupo de dieta baja en grasa, en comparación con 0,85 cm para el grupo de aceite de oliva y 0,37 cm para el grupo de nueces).

 Calorías ‘saludables’

El estudio sugiere que las directrices actuales de la salud que recomiendan una dieta baja en grasas y en calorías crean un miedo innecesario a las grasas saludables presentes en la dieta mediterránea, con conocidos beneficios para la salud.

La acumulación de pruebas científicas sugiere que el contenido total de grasa no es una medida útil de los daños o beneficios de los alimentos, sino que el énfasis debe estar en comer más calorías procedentes de frutas, frutos secos, verduras, legumbres, pescado, yogur, aceites vegetales ricos en fenoles (aceite de oliva virgen extra), y granos integrales mínimamente procesados; y un menor número de calorías procedentes de alimentos altamente procesados ricos en almidón, azúcar, sal o grasas trans.

Leer Más

La UJA informa sobre el valor del aceite de oliva en la dieta mediterránea y en la salud

aceiteEl Salón de Actos del Edificio C1 de la Universidad de Jaén alberga hoy las Jornadas Dieta Mediterránea y Salud, organizadas por el Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceite de Oliva.

El objetivo de las jornadas es “mejorar la adscripción de la población a una dieta saludable, informándoles sobre hábitos saludables de consumo y aconsejándoles sobre la mejor forma de integrar en su alimentación el rico y equilibrado abanico de productos disponibles en la Dieta Mediterránea”. Además, se repartirán folletos informativos y obsequios con recomendaciones alimentarias, y se ofrecerá una degustación de aceites de calidad de Jaén.

Leer Más

Escolares aprenden la Dieta Mediterránea

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambienteha iniciado una nueva edición de los talleres de promoción de la Dieta Mediterránea, en el marco de la campaña “mediterraneamos 2016”, cuya finalidad es el fomento de una alimentación y estilo de vida saludables entre los escolares.

Los talleres, que comienzan esta semana, se desarrollarán hasta el mes de junio, en una primera fase, y de septiembre a noviembre en una segunda fase. Tendrán lugar en los centros educativos de diez provincias españolas: Ávila, Tarragona, Lleida, Huesca, Madrid, Albacete, Pontevedra, Guipúzcoa, Cádiz y Jaén.

Las actividades de estos talleres llegarán a más de 20.000 escolares de 3º a 6º de primaria, y en ellas el Ministerio invertirá 188.134 euros.

Leer Más